Elaboración vinos rosados

Para la elaboración del vino rosado se emplea uvas tintas en las que una vez encubadas en el depósito son sometidas a muy pocas horas de maceración (8-12 horas), tiempo suficiente para que el mosto tome su coloración rosácea. A partir de entonces, y sin haber comenzado la fermentación alcohólica, el mosto yema es sangrado de la misma manera que procedíamos en la elaboración de la uva blanca. Este mosto yema es llevado a limpiar mediante desfangado estático (igual que en el proceso de elaboración de blanco) y una vez limpio este mosto es llevado a fermentar a temperaturas muy bajas de entre 13-16ºC.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, accede a nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies en este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk